Sistema de Seguridad Ciudadana

ANTECEDENTE  DEL  SISTEMA  DE  SEGURIDAD  Y JUSTICIA

Desde el año 2011 la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), promueve  una visión de  Desarrollo  integral regional, incluido como parte de su  programa de acción el Tema de Seguridad y Justicia.

En un contexto  de asentamientos de grupos de la delincuencia organizada, que se constituyen en una fuerza de sabotaje, contención y desarticulación  de esta iniciativa de organización autogestiva, que tuvo su expresión más violenta y brutal con los secuestros, asesinatos y desapariciones de  personas de nuestras comunidades.

Por esta razón, el día 5 de Enero de 2013,  detona el movimiento  de autodefensa  en los municipios de Ayutla y Tecoanapa, al que se suman San Marcos, Florencio Villareal y Cuautepec, con acciones de fuerza como son: operativos  de rescate de población a  manos de  delincuentes, patrullaje, aprehensiones, filtros, puesto de revisión, se realizó un trabajo con bases de datos para lograr el  esfuerzo de inteligencia comunitaria y la identificación de los delincuentes.

Este  acontecimiento social  propició la más amplia participación de los diversos sectores sociales en la región como son: campesinos, amas de casa, ancianos, ganaderos, comerciantes, transportista, profesores, líderes de culto religioso, convirtiéndose en los protagonistas principales de la autodefensa comunitaria.

El movimiento de los pueblos organizados y policía comunitaria, se convierte y constituye, el 10 de marzo, en Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana en la asamblea general llevada a cabo en la Comunidad de Buena Vista, Municipio de Tecoanapa, aglutinando a los siguientes municipios: Ayutla de los Libres, Tecoanapa, san Marcos, Florencio Villarreal, Cuautepec, Cópala, Marquelia, Azoyú, Juan R. Escudero, el día 26 de Marzo de 2013, arribamos a Tierra Colorada en busca de los autores intelectuales y materiales del artero asesinato de nuestro comandante y compañero Guadalupe Quiñonez Carbajal, de la comunidad de San Juan del Reparo, hasta hoy el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana continúa garantizando la seguridad del Municipio de Juan R. Escudero, así mismo en, Xaltianguis, Municipio de Acapulco y del Valle de Ocotito, Municipio de Chilpancingo.


A nombre de los pueblos y en reconocimiento a la participación comprometida de los integrantes de nuestro sistema: policías, comandantes de ruta, comandantes municipales, comandantes regionales, sus coordinadores y consejeros a continuación hacemos un reconocimiento a quienes han participado en la lucha por la seguridad y paz de nuestros pueblos y se han esforzado en la consolidación de nuestro sistema.

DOS ACCIONES FUNDAMENTALES durante 2013

El SSyJC, ha reactivado un programa de prevención permanente del delito en diferentes rubros y gracias a la población que ha contribuido con su participación en las Asambleas y acciones esto ha sido eficaz y transparente para nuestras comunidades.  


También reaccionó oportuna y eficazmente ante la emergencia resultado de los fenómenos naturales Ingrid y Manuel, donde los elementos de nuestro sistema se encargaron de brindar auxilio y apoyar el rescate, en la apertura y reparación de caminos y viviendas, y garantizando la seguridad permanentemente.


PRIMER ANIVERSARIO DEL SSyJC y TERCER ANIVERSARIO DE LA UPOEG





UNION DE PUEBLOS Y ORGANIZACIONES DEL ESTADO DE GUERRERO (UPOEG)
SISTEMA DE SEGURIDAD Y JUSTICIA CIUDADANA, PRIMER ANIVERSARIO.
POSICIONAMIENTO PÚBLICO

Nuestras comunidades se han organizado para hacer frente a la marginación y buscar un desarrollo integral acorde a la historia, la cultura, y el bienestar; luchando por la educación, salud, ejes carreteros, tarifas justas de energía eléctrica, proyectos de desarrollo para el campo, el derecho a la consulta para la representación y las políticas públicas, la infraestructura social básica, la seguridad y justicia ciudadana bajo el principio de la autodeterminación que concede el derecho constitucional a nuestros pueblos.

Estos ejes programáticos son el resultado de la reflexión colectiva para superar años de olvido y de atraso de las comunidades que el estado mantienen excluida del desarrollo nacional.

A lo largo de la historia, las comunidades hemos creado sistemas y policías que dependen de las autoridades y los gobiernos de los pueblos los cuales procuran justicia y armonía; tenemos autoridades comunitarias, normas, y ciudadanos responsables que sin ningún beneficio dan servicio de forma gratuita, para garantizar la seguridad y la tranquilidad a las familias.

En las leyes, y tratados nacionales e internacionales se garantiza el ejercicio de la justicia desde la lógica de nuestras propias normas y autoridades. El gobierno federal al suscribir estos tratados, se obliga a establecer las leyes reglamentarias para que sean aplicables a las condiciones de nuestros pueblos.

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, UPOEG nace para restablecer el desarrollo y la paz desde la participación de nuestras autoridades y ciudadanos.

Con la movilización del 5 de Enero del 2013 en la que nos involucramos como comunidades, como sociedad y acompañados siempre por nuestras autoridades locales, logramos dar inicio a un proceso de participación ciudadana y empoderamiento de la comunidad para contribuir al restablecimiento de la seguridad y la paz social en la región costa.

Entendemos que las autoridades responsables de la seguridad en nuestro país y estado de Guerrero se sorprendieran de nuestro accionar porque no se lo esperaban. Pero la necesidad nos hizo actuar organizadamente y detener a los delincuentes diseminados en el territorio regional.

En un acuerdo recíproco se optó por entregarles a los detenidos para que se les aplicara la ley. Pero esto nunca se hizo, más bien fueron irresponsablemente liberados, permitiendo nuevamente la impunidad.

En este proceso, hemos realizado diversas asambleas comunitarias, municipales y regionales en las que hemos ido clarificando nuestro proyecto y tomado conciencia que nuestros antepasados indígenas y afromexicanos tenían su manera propia de hacer justicia, lo que ahora llaman derecho consuetudinario. Hemos aprendido que como pueblos tenemos el derecho histórico a vivir nuestra autonomía, a ser sujetos de nuestra propia forma de organización y gobierno, a construir una policía comunitaria, a tener un Consejo de Autoridades Comunitarias que impartan justicia. Además de cuidar las tierras que nos heredaron nuestros antepasados y que son nuestra fuente de existencia madre porque nos da de comer y el espacio para vivir y reproducirnos dignamente como pueblo.


Por lo cual nos PRONUNCIAMOS:

Por el respeto al derecho a vivir nuestra autonomía como pueblos organizados, con nuestros usos y costumbres que por años nos han dado vida y asentamiento territorial.

Por el respeto a nuestros pueblos y a nuestras autoridades tradicionales que gozan de personalidad jurídica y reconocimiento constitucional.

Por una policía comunitaria que se sustente en el servicio hacia nuestras comunidades y que pueda transitar con libertad por el territorio de nuestros pueblos indígenas y afroamericanos.

Por un consejo de autoridades comunitarias que impartan justicia según nuestros usos y costumbres que nos dan identidad como pueblos originarios.

Por el derecho a ser consultados en las decisiones que afectan nuestras vidas como personas y como pueblos, en el ámbito de la Seguridad Pública para el Estado de Guerrero, se nos ha violentado ese derecho al aprobar sin previa consulta la Iniciativa de la conformación de la policía rural.

Por el restablecimiento del diálogo con los diversos niveles de gobierno para abordar los temas de interés común, dirimir diferencias y coordinar acciones de coincidencias que se derivan de este proceso.

Por la reactivación de la comisión de vinculación y armonía entre pueblos indígenas y los diversos niveles de gobierno, como el espacio privilegiado para el diálogo y la construcción de acuerdos sin el sesgo de la sospecha permanente.

Por el cese al hostigamiento, descalificación y tergiversación dolosa de nuestro movimiento como UPOEG.

Por el incremento de la inversión pública destinada a la reconstrucción para mejorar la vida de nuestras familias y el desarrollo de nuestro pueblos con sentido de justicia distributiva.

Reiteramos que nuestro proyecto comunitario no será posible sin la autodeterminación en el ámbito de nuestro territorio, por lo cual exigimos:

El respeto a nuestras tierras en la costa y montaña, queremos un territorio libre de megaproyectos que dañan y saquean indiscriminadamente nuestros recursos naturales que se han autorizado mediante la figura de concesiones para el aprovechamiento del suelo y el subsuelo por las trasnacionales mineras; atractivos naturales para el turismo sin la consulta previa, suficiente, informada consciente de que tenemos derecho.


¡NINGUNA DESICIÓN SIN LA CONSULTA, NINGUNA DESICIÓN SIN NOSOTROS! 
Ayutla de los Libres, Gro., Enero 5 de 2014. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario